Los Falsificadores

Nazis obligan a prisioneros en un campo de concentración a falsificar dólares y libras en un intento por desestabilizar a las economías.